Hacia la simplificación visual

No es ninguna noticia, decir que en la sociedad actual la importancia de la imagen es enorme y que todo hace suponer que lo seguirá siendo por muchos años. En un universo, cada vez más conectado, con un acceso mayor y más intenso a las tecnologías de la información, el clasificar, catalogar, conservar y sobre todo descartar información no valiosa es el lógico remedio para no caer en la saturación mental.

Lo cierto es que desde hace tiempo la corriente en comunicación va con rumbo firme hacia la simplificación. Todo lo que haga que nuestro mensaje sea más comprensible nos acerca al logro de nuestros objetivos.

Precisamente simplificar, es lo opuesto a una tarea sencilla pues cuidar el mínimo detalle para armonizar identidad , conlleva un esfuerzo analítico y creativo considerable. Aquí algunos ejemplos 😉

Snapchat, Instagram o Pinterest basan su fortaleza en el carácter visual de su comunicación. En Facebook, los contenidos más compartidos y de mayor éxito han sido desde su inicio las imágenes. Por otro lado, Twitter reduce a 140 caracteres sus mensajes, lo que la convierte también en una plataforma en la que con un golpe de vista extraemos la información.

Esta fuerte tendencia obliga a muchas empresas a realizar un esfuerzo extra en la planificación estratégica comercial, en todo lo relacionado con la estética y diseño de la imagen de producto o servicio. En el caso de los packaging anteriormente presentados, las imágenes hablan por si solas.

¿En tu producto o servicio sucede lo mismo?

Diego Díaz Martín

@dinetlife

@netlifepro

Marketing Online Offline Social Media Canarias

El no como ventilador anti humo

Un problema frecuente para cada profesional que comienza a ofertar sus conocimientos y habilidades es el de decir “No“.

En un sector todavía reciente, como son los llamado “social media algo” (sustituir algo por manager, strategist, analytics, curator u otros bonitos palabros al gusto 😉 ) queda patente la necesidad de conseguir clientes con los que también crecer en experiencia. El momento actual sigue siendo confuso o si no, no habría semejante disparidad a la hora de tasar los servicios realizados. Y es que, como muchos de los que lean este post saben, las tarifas que se ofrecen hoy en día, pueden ir desde los menos de 100€/mes por gestionar comunicación en redes sociales hasta complejas propuestas que conllevan un desembolso mayor a 2000€/mes si incluyen generar contenidos propios de calidad, dirigir acciones online y offline, gestionar campañas de pago en distintas plataformas y otras muchas tareas con o sin departamento de marketing integrado en el proyecto.

Clientes, el origen y la base de cualquier empresa que pretenda obtener un beneficio económico. Sin ellos no hay nada. Tienen por tanto un enorme poder sobre nuestra actividad, de tal forma es así que por miedo a no lograrlos o a perderlos, entramos en un juego de regateo que no solo se puede cuantificar en dinero, sino también en cuanto a desempeño de otros acciones que ni siquiera tienen relación directa con lo que ofertamos, incluso acabamos claudicando y cediendo ante la idea de la pareja del jefe/a, normalmente idea feliz de como realizar un trabajo que suele estar en contra del sentido lógico que tenemos por experiencia y formación. (Sustituir pareja del jefe/a, por amigo del jefe/a, cuñado/a, primo/a o incluso el mismo jefe/a que te contrató porque necesitaba asesoramiento en algo que no domina…) Y consentimos, aunque sepamos que probablemente será negativo para la marca y para el negocio propiamente. Este regateo llega a incluso a que muchos crucen a un terreno de promesas de complicado cumplimiento o por llamarlo de alguna manera, “humo” 😉 .

Netlife Project

Continúa leyendo El no como ventilador anti humo

En La Palma los aviones de papel traspasan fronteras

Uno de los problemas de algunas organizaciones en confiar en la inversión en marketing y comunicación es que normalmente, los buenos resultados o casos de estudio vienen de grandes multinacionales con un presupuesto inalcanzable para el resto de mortales. Para intentar vencer esa creencia, hemos pensado compartir este caso propio resumido, en el que Netlife Project, con sus distintos colaboradores ha participado.

Caso: Viajes Guacimara en la isla de La Palma, Canarias.

Contexto: Una pequeña empresa con menos de 10 trabajadores y con más de 25 años de experiencia en un sector que está siendo amenazado por la competencia llegada desde cualquier punto online y por la crisis económica nacional que ha afectado notablemente en el gasto en ocio y en viajes de las familias.

Antecedentes: Pre-campaña “Juntos traspasamos fronteras

La agencia de viajes comenzó a trabajar con Netlife a finales de 2011, anterior a esta etapa solían invertir esfuerzos en momentos concretos en radio, en patrocinios y algunos eventos locales.

Después de un intensivo trabajo de análisis, creamos una nueva estrategia de comunicación que potenciara los puntos fuertes de la organización y que se diferenciara de su competencia. Con la ruta trazada, fue más sencillo trabajar diferentes acciones combinando el mundo offline, donde ya estaba el principal cliente de la empresa, con el universo digital al que queríamos aterrizar como una evolución lógica de la identidad de marca. Adaptando el mensaje a los social media, donde Facebook ha tenido el gran protagonismo, hemos ido construyendo una comunidad en el que 93% de los fans son residentes en el área de influencia de esta pyme. (Nos interesa mucho la segmentación de público local, puesto que es un agencia emisora y no receptora. Sus clientes son los que tiene cerca y no, normalmente, los turistas que visiten La Isla Bonita que vienen con su viaje ya cerrado)

Viajes Guacimara Facebook

Campaña: Juntos traspasamos fronteras – Nunca tu avión de papel te llevó tan lejos

En esta ocasión, después de la buena acogida que tuvieron en 2012 una serie de concursos realizados a través de la plataforma de Marc Zuckerberg, pensamos en que había que premiar la fidelidad de los clientes habituales y seguir animando la buena comunidad formada. Teniendo en cuenta las limitaciones de presupuesto buscamos salvar este escollo con una solución creativa. Encontramos un socio estratégico como Binter Canarias, que al mismo tiempo estaba interesado en mostrar sus nuevas rutas al continente africano, con lo que hallamos la deseada situación win-win.

Continúa leyendo En La Palma los aviones de papel traspasan fronteras

La doble brecha en redes sociales

Comienzo una nueva entrada de este blog, en el que  habíamos dejado de invertir esfuerzo, (por más tiempo del que nos hubiera gustado) para desviar energía proyectos de nuestros clientes y otros personales. La vida es una suma de conexiones y todas son susceptibles de ser importantes.

La situación en el universo digital continúa evolucionando a gran velocidad, o mejor dicho a varias velocidades.

Compartimos este completo estudio, sobre el uso de las redes sociales (incluyendo el efecto Whatsapp) a continuación:

Vencer al “fairness”

Netlife Project

Después de leer este fenomenal artículo de @maldaz no me he quitado el ejemplo del cerrajero de la cabeza. El post entero es de lectura totalmente recomendable pero elijo este fragmento para seguir comentando.

Cuenta que había un cerrajero novato que en sus primeros servicios iba a abrirle a puerta a la gente y, como no sabía usar bien las herramientas, se pasaba una hora luchando con la puerta y casi siempre rompía la cerradura. Al terminar, tenía que cobrarle a la persona por el tiempo y la cerradura rota, y la gente le pagaba encantada y además le daba propina. Cuando fue pasando el tiempo, fue dominando las herramientas y, al llegar a casa de la gente, en dos minutos abría la puerta sin romper la cerradura, con lo que el precio era sustancialmente menor para el cliente. Sin embargo, la gente le pagaba a regañadientes y no le daban propina.

¿Por qué la gente prefería pagar más por un servicio deficiente? Porque calculamos el coste de lo que valen las cosas mediante un mecanismo psicológico llamado “fairness” (justicia), que no se basa en la calidad del servicio o en el placer que obtenemos comprando algo, sino en nuestra percepción de cuánto esfuerzo ha supuesto hacerlo y los costes percibidos. Es decir, nos cuesta pagar por la experiencia, el talento y los conocimientos de alguien si no percibimos el esfuerzo que hay detrás (sea en tiempo o en costes).

Otro extracto: “Este es probablemente también el origen de la percepción de la vieja escuela de que cuanto más tiempo estás calentando asiento en la oficina, más mereces que te paguen y más productivo parece que eres.

Por lo tanto, nos encontramos dentro de un sector como son el Marketing y la Comunicación, intensivos en conocimiento y que actuamos en España, país que en cultura laboral apuesta por cuanto más horas y más duro sea el trabajo mejor… Súbitamente nos planteamos si debemos hacer primero las maletas o buscar otro tipo de oficio. Lo que pasa es que a algunos nos gusta este tipo de actividad y también nos gusta el ecosistema en el que vivimos, así que la solución pasa por mostrar un valor diferencial, que si sea percibido por nuestro público objetivo. ¿Cómo conseguirlo? Continúa leyendo Vencer al “fairness”

La insoportable levedad de las Redes Sociales

Herramientas, las Redes Sociales son herramientas. Instrumentos que de por si no resuelven ningún problema, pero que aplicados adecuadamente puede favorecer la consecución de tus objetivos, siempre desde una óptica empresarial. Aunque es algo obvio, creo que no está demás recordarlo puesto que se siguen dando casos de organizaciones que abren perfiles en numerosas plataformas sociales, para luego quedar en el olvido, como mueble que espera en el trastero.

Los medios sociales han fomentado que muchos quieran coger el micrófono para ser escuchados por la audiencia, solo que la audiencia también tiene un micrófono y tiene cosas que contar.

¿Se les está escuchando o seguimos pensando en lo que tenemos que vender decir?

Pues el caso, es que en una plaza abarrotada de gente, y en la que todo el mundo habla, una de las estrategias más repetidas es la de “hablar” mucho. Y claro, las marcas que quieren hablar mucho pocas veces no siempre consiguen tener “tantas” cosas interesantes que contar a su público. Resultado: ruido innecesario.

El contenido que no aporta valor es molesto (y aunque sea contenido de calidad para un grupo de personas con los mismos intereses, puede ser totalmente prescindible por el grupo de al lado) No digamos cuando utilizamos varios interlocutores (o cuentas sociales) repetimos el mensaje y ya pasamos del enfado a algo peor… ¿Cómo minimizar el grado de error en la saturación de publicaciones? Planificando, siendo creativos, exigentes en los contenidos, monitorizando y “aprendiendo” de nuestra comunidad. ¿Qué le gusta, qué hace que se mueva, qué le emociona? Aprendizaje contínuo.

Además si tuviera que destacar en una plaza, optaría por hacer algo como esto 😉 

Diego Díaz Martín

@dinetlife

@netlifepro

Netlife Project Social Media Marketing

Monetizar o morir en el intento

En la era eminentemente digital en la que vivimos, muchos grandes proyectos eligieron un modelo gratuito o freemium para obtener una rápida difusión. Muchas redes sociales son el claro ejemplo, atraer usuarios como recurso de valor esencial en la empresa.

Lo “gratis” siempre ha sido un valor psicológico seguro para el consumidor (“no pierdo nada”). Además existe la creencia popular que si una app, plataforma o software dejara de ser gratuito, llegaría un competidor que si lo fuera y reemplazaría su lugar. Es probable que esto ocurriera en un momento en el que el sector está en sus primeros pasos y todos los aspirantes luchan por ganar cuota a toda costa. Pero si la evolución comienza a designar a líderes y estos comienzan a concentrar recursos sin darnos cuenta, nos encontraremos con una situación muy cercana al oligopolio. ¿Podrían pactar las grandes plataformas sociales cobrar por sus servicios?

Social Media Marketing

Imagen vía www.benjalink.com 

Continúa leyendo Monetizar o morir en el intento

Elige tu historia

De la Edad Media a la Edad Social Media

Que las cosas han cambiado lo tenemos todos presente. Pero, ¿nos damos cuenta en qué época vivimos?

Muchas de las estructuras que rigen nuestro día a día, no se han modificado en décadas o incluso siglos (leyes, sistemas de gobierno, educación…) Sin embargo la evolución de la sociedad nos reclama nuevas soluciones.

El acceso libre e instantáneo a la información ha supuesto un cambio en las percepciones de los individuos. En el caso del consumidor, a mayor conocimiento mayor exigencia. La eliminación de barreras en la oferta ha incrementado el nivel competitivo en prácticamente todos los mercados, panorama complejo para la empresa que quiere hacerse un hueco.

¿Cómo diferenciarme del resto?

Continúa leyendo Elige tu historia

Como combatir el desgaste social

Desgaste-social

 

¿Podríamos vivir sin compartir experiencias?

La fatiga social  fue un concepto sobre el que hablamos en este blog hace ya unos meses. La velocidad con la que las personas hemos incluido las redes sociales en nuestras vidas ha multiplicado las posibilidades de recibir impactos de información diaria.

Como todos sabemos, esos impactos de información, llegan desde muchas fuentes y con niveles de interés diferente. Una cantidad de oferta infinita contra lo más probable una demanda reducida. Digo lo más probable, porque seguro que hay casos que quieren siempre más. Se les conoce como adicto, freak o socialholic 😉 .

Volviendo al asunto central, recogemos diariamente muchos datos; actualizaciones de estado, tweets, fotografías, localizaciones, opiniones, ofertas, planes de ocio, conversaciones de grupo, feeds de blogs, etc. Y lo que queremos es filtrar esta información, para obtener lo que valoramos como interesante.

En muchas plataformas hay mecanismos para ayudarnos a escoger lo que queremos recibir, listas en Twitter, opciones de publicaciones en Facebook, además del propio algoritmo en esta última, que ayuda a presentar la información según tus gustos, etc.

¿Y las empresas que pueden hacer para combatir este desgaste social?

No hay libro de instrucciones, ni fórmulas que pueden aplicarse matemáticamente. Todo vendrá definido por nuestro segmento de consumidores o comunidad, y claro está, por la capacidad de escucha activa que tengamos ante las necesidades de estos. Estudiar al mercado, parte esencial del marketing, es hoy un trabajo más sencillo al disponer de tantos datos de “libre acceso” en redes. Es ahí, donde el escuchar primero para responder adecuadamente, puede dar el éxito ante un consumidor desgastado por tanta socialización.

Por otro lado sabemos que la saturación que se está sufriendo hoy, no solo proviene de las empresas o marcas, como ya hemos comentado. Parece imposible que en una plaza pública como son las redes sociales de libre acceso, se acaben respetando las reglas de “netiqueta”.

Volvamos a la pregunta inicial: ¿Podríamos vivir sin compartir experiencias?

Diego Díaz Martín

@dinetlife

@netlifepro

Netlife Project Social Media

El muro de las lamentaciones para anunciantes

Vale, puede que haya exagerado con el título, pero siguiendo la encuesta que ha realizado Reuters e Ipsos que viene a declarar que 4 de cada 5 usuarios nunca han sido influenciados en la compra por un comentario o anuncio de una marca en Facebook, puede que no esté tan alejado.

Después de su salida en bolsa, a la empresa de Mark Zuckerberg le han caído palos desde muchos frentes. La caída del valor de las acciones ha creado un debate  sobre si estamos o no ante el final de la burbuja 2.0.

¿Lo estamos realmente?

Continúa leyendo El muro de las lamentaciones para anunciantes