Tiempo de decisiones o de dolores de cabeza

Dolor de cabeza

 

Dentro de toda organización se establecen períodos de reflexión o de evaluación de resultados, en los que se analizan los caminos a seguir para lograr los objetivos propuestos. Estas fases implican un fuerte trabajo mental, puesto que al hecho de observar datos para convertirlos en información de valor, le sumamos el stress que implica saber que las decisiones tomadas conllevan descartar otras y claro está, aceptar sus riesgos.

¿Cómo minimizar el esfuerzo en estos períodos?

Lo ideal como en casi todo, es ser previsor y adelantarte en las tareas que puedas hacer. El control de los KPI’s idóneos de tu organización, permitirá darte una visión rápida de la situación actual. El realizar mediciones periódicas es además de necesario, un gran facilitador en la toma de decisiones.

Por otro lado, no hay que perder de vista, que las estrategias tienen que ser lo suficientemente flexibles para que si nos desviamos o nos encontramos con “icebergs” inesperados, podamos cambiar la ruta sin ponernos en riesgo.

Además, teniendo en cuenta que la mayoría de sectores sufren un alto grado de incertidumbre, debido a razones macroeconómicas, no conviene intentar definir con demasiado nivel de concreción acciones de comunicación en un horizonte de largo plazo. Demasiadas variables que no podemos controlar, para construir respuestas para todas ellas. Mejor optimizar energía, marcar el rumbo y estar preparado para ir adaptando el plan, según varíen las condiciones del viaje.

Un problema que afecta a regiones donde la pyme es predominante, es que no se destinan recursos a esta fase de planificación y estrategia, normalmente por falta de ellos y otra por no confiar en obtener un retorno positivo de esa inversión. Nuestra misión como empresa es darle la vuelta a esa situación y lograr estar al lado de nuestros clientes / “projects” para ayudarlos a crecer.

¿Hablamos?

Diego Díaz Martín

@dinetlife

@netlifepro

Netlife Project Social Media Análisis